Consejos sobre cómo prepararse para un retiro de meditación

por  KAREN MAEZEN MILLER

¿Cómo sabes si estás preparado/a para manejar el silencio, la dificultad física, la disciplina y la intensidad mental de un retiro de meditación prolongado?

Photo: Kosal-Ley Fuente: Unsplash.com

Relájate. No puedes saberlo. No necesitas saberlo. No hay manera de prepararse. La mera idea de preparación nos atrapa con falsas expectativas y con la autoevaluación. Nos muestra la cantidad de ocasiones en las que nos quedamos paralizados en nuestra vida por la sensación de deficiencia. No tenemos ninguna deficiencia, pero de todas maneras nos quedamos inmovilizados.

Los retiros zen, que son los únicos que yo conozco, están diseñados para curarte de esa parálisis. Están pensados para que te deshagas de las dudas renqueantes y de la vacilación. A mí me gusta decirle a la gente que se deje de preparativos y que vaya al retiro únicamente con su buena disposición. La buena disposición no es una pequeñez. Puede ser algo imperioso o incluso apremiante, pero no requiere preparación.

Así que aquí van unos cuantos consejos sobre cómo prepararse para un retiro:

  1. Los organizadores te dirán cuándo ir y qué llevar. Sigue las instrucciones al pie de la letra. Una buena práctica para el retiro de meditación consiste únicamente en seguir instrucciones.
  2. Busca a alguien que cuide de tus mascotas, de tu casa, de tus hijos y de todo lo que necesites para salir completamente del hogar y sus responsabilidades. Así estarás creando una comunidad de confianza que te ayudará en tu práctica regular. Puede que delegar todas tus tareas en personas confiables no te quite la ansiedad, pero te dejará sin excusas.

    Photo: Andrew Branch Fuente: Unsplash.com

  3. Tal vez quieras leer algo sobre los retiros de meditación antes de hacer uno. Es natural, pero no es buena idea. Lo más normal es que te formes preconcepciones erróneas acerca de lo que aún no has experimentado. Yo leí “Emprendiendo el camino del zen” de Robert Aitken Roshi antes de mi primer retiro, y de todos los libros que leí fue el que menos me ayudó a prepararme.
  4. Deja todos los libros en casa. Los retiros de meditación no tratan acerca de los libros, así que lo único que harás es hablar de ellos contigo mismo, seguramente en el cojín. Eso no ayuda.
  5. Deja en casa el portátil, el móvil, todo aparato que suene (¡excepto un despertador!). Sin duda eres crucial para el universo, pero tampoco eres tan importante. Siempre podrán localizarte, pero tu retiro mejorará mucho si no tienes un teclado a mano. Así podrás ver cómo el dharma trabaja por sí mismo cuando uno se dedica completamente a no hacer nada.

Photo: Aaron Burden. Fuente: Unsplash.com

  1. ¿Qué te dejas en el tintero? Mete eso en la bolsa de viaje y llévalo contigo. Vas a llevar mucho más de lo que necesitas, y la próxima vez no tendrás miedo de hacer un equipaje más ligero.

© KAREN MAEZEN MILLER Todos los derechos reservados.

Publicado inicialmente en inglés en lionsroar.com el 26 de mayo de 2017

Traducido al español por Comité de Traducciones Nalanda. Publicado con autorización de la autora.

1 comentario en “Consejos sobre cómo prepararse para un retiro de meditación

Los comentarios están cerrados.