Archivo de la categoría: Blog

LOS CINCO NIVELES DEL APRENDIZAJE SHAMBHALA

Por: Felipe Rodíquez (Sastri del Centro de Shambhala de Madrid)

Este programa de formación que consiste en cinco cursos de fin de semana, es una de las herencias más preciadas recibidas por nuestro fundador Chögyam Trungpa Rimpoché. Según el mismo, es su contribución más importante y, el comienzo de un camino que consiste en el aprendizaje de los principios fundamentales de la práctica del guerrero/a de Shambhala.

La práctica meditativa que se enseña en este ciclo de enseñanzas es “prestar atención y darse cuenta”. Una práctica que nos ayuda a desprendernos de la confusión y de la duda para conectar con nuestra propia valía y dignidad, con nuestra humanidad.

En su inicio aprenderemos a sentarnos para estar con nosotros y mirar lo que nos está sucediendo; lo que pensamos y lo que sentimos cuando dejamos nuestra actividad y nuestras distracciones. Se nos introduce al principio de la “bondad fundamental”, a la verdadera naturaleza de todos los seres humanos, algo que solo puede descubrirse por experiencia propia.

A continuación y a través de poner en práctica estas enseñanzas, se nos mostrará el capullo de miedo y pereza que cubre nuestra experiencia y confianza en la bondad fundamental. Un mundo el del capullo, que nosotros mismos hemos creado, y que nos corta el aire fresco y nos aísla en nuestras relaciones con los demás.

Después nos convertimos en guerreros/as  cuando nos atrevemos a enfrentar nuestros miedos, a no tener miedo a ser quienes somos. Los guerreros/as  de Shambhala tienen el valor de enfrentarse a él y por lo tanto se vuelven intrépidos. Saben como dejar de hacer la guerra consigo mismos y los demás, con elegancia y armonía.

Una vez convertidos en guerreros/as –humildes pero enérgicos– podemos dar un gran salto y descubrir el poder y la magia de estar presentes en un espacio sin tiempo, en el ahora; con la experiencia sencilla de ser en cada momento y de ver con claridad las cosas tal como son.

Por último, con naturalidad podemos descansar y relajarnos en la vastedad del momento presente, en la fiabilidad de la bondad fundamental, nuestra naturaleza esencial. De esta manera vamos andando por el camino del auténtico guerrero, en el que se vive y se muere con dignidad y con elegancia.

Al final del programa el practicante guerrero/a de Shambhala tendrá un mapa completo de un camino contemplativo y meditativo que podrá llevarlo a su vida cotidiana. Un camino laico que puede practicarse junto a cualquier otra tradición espiritual o religiosa, y completo en sí mismo para vivir una vida con autentica simplicidad e intrepidez. En un viaje, el del desarrollo de la bondad fundamental que durará toda la vida.

Consejos sobre cómo prepararse para un retiro de meditación

por  KAREN MAEZEN MILLER

¿Cómo sabes si estás preparado/a para manejar el silencio, la dificultad física, la disciplina y la intensidad mental de un retiro de meditación prolongado?

Photo: Kosal-Ley Fuente: Unsplash.com

Relájate. No puedes saberlo. No necesitas saberlo. No hay manera de prepararse. La mera idea de preparación nos atrapa con falsas expectativas y con la autoevaluación. Nos muestra la cantidad de ocasiones en las que nos quedamos paralizados en nuestra vida por la sensación de deficiencia. No tenemos ninguna deficiencia, pero de todas maneras nos quedamos inmovilizados.

Los retiros zen, que son los únicos que yo conozco, están diseñados para curarte de esa parálisis. Están pensados para que te deshagas de las dudas renqueantes y de la vacilación. A mí me gusta decirle a la gente que se deje de preparativos y que vaya al retiro únicamente con su buena disposición. La buena disposición no es una pequeñez. Puede ser algo imperioso o incluso apremiante, pero no requiere preparación. Sigue leyendo

¿Qué es Cultura y Decoro?

¿Qué es exactamente Cultura y Decoro en Shambhala?

Por Amanda Hester, Adjunta de la Oficina de Shambhala de Cultura y Decoro

Para muchas personas en Shambhala, “cultura y decoro” son palabras que se asocian vagamente a cualquier tipo de evento y a las formas, a mujeres exigentes o a damas elegantes. Esas palabras y sus asociaciones subjetivas pueden evocar respuestas emocionales de todo tipo, desde la resistencia a la admiración, o incluso inseguridad. Es muy parecido al Dorje Kasung. Para algunos, los kasung son obstrucciones inquietantes que tal vez resulten aterradoras con sus formas militares, o que tal vez magneticen. Del mismo modo, aquellos que se involucran en “cultura y decoro” a veces se perciben como personas irritantes, magnetizadoras o tal vez incluso intimidantes. Pero del mismo modo que una mirada superficial al Dorje Kasung puede sugerir agresividad militante, con frecuencia pensamos en cultura y decoro como algo relacionado con una etiqueta anticuada. Ambas percepciones son erróneas. Al igual que el Dorje Kasung, cultura y decoro en Shambhala es una práctica profunda que trabaja con la forma y el contenedor, y se trata de prestar un servicio auténtico y despierto a los demás. Sigue leyendo

Gestionar la incertidumbre desde el presente

liderazgo¿Cuántos de nosotros no vivimos día a día con ansiedad? Esa sensación de inquietud insaciable que muchas veces se manifiesta mentalmente como un tornado de ideas sobre el cómo deberían ser las cosas midiéndolas, juzgándolas y fabricando incluso nuestro modo de ser para que encaje con nuestras expectativas. Muchas veces cuando esos pensamientos se solidifican son capaces de manifestarse como un síntoma físico de mareo, taquicardia etc. Sigue leyendo

Gyetrul Jigme en Badalona, Zaragoza y Madrid

Viviendo con apertura, valentía y compasión 
Shambhala España se complace en acoger las actividades que se realizarán en Badalona, Zaragoza y Madrid en ocasión de la visita del Maestro Gyetrul Jigme Rimpoche, quien impartirá valiosas enseñanzas sobre  la meditación y la transformación social.

Sigue leyendo

Resumen de la Asamblea Regional España en Madrid

Queridos guerreros y guerreras de Shambala,

IMG_1630Ha sido una gran asamblea regional entre guerreros. La magnífica idea a conectar todo los grupos de la región  fue muy buena pues  al final se sumó un buen grupo, creo que casi estuvimos la mitad de los socios presentes, algo completamente inusual, lo cuál generó un gran ambiente de Lungta. Sigue leyendo

¿Cómo comenzar un nuevo año? Bienvenida al año del Mono de Fuego

monkey-200-300x300-copyTerminar un año y comenzar el año del Mono de Fuego

Prácticas para las dos semanas que preceden al día de Shambhala, para reflejar el paso del tiempo y establecer unos buenos cimientos para el año nuevo.

por Walker Blaine

Traducción: Luz Rodríguez

Se acerca el año nuevo del mono de fuego (el martes 9 de febrero) y es importante reconocer que concluye el tiempo del año actual de la oveja de madera. Aunque el momento de cualquier “año nuevo” es una elección social, realizada a través de muchas generaciones en una cultura, da igual la cultura en que vivamos, es sano y enriquecedor establecer una conexión con el paso del tiempo. Como guerreros, cultivamos una actitud de aceptar las transiciones con espíritu abierto e inspiración por el futuro.

El calendario Shambhala

El calendario Shambhala procede de la tradición budista del Himalaya y se basa en una combinación del movimiento del sol y la luna, frente al calendario occidental que se apoya sólo en el movimiento solar. Al utilizar un calendario que combina el movimiento del sol y la luna, el día de Shambhala cambia todos los años y cae en el día siguiente a una luna nueva.

Utilizamos el sol y la luna en el calendario porque juntos crean el ciclo de las estaciones y el día y la noche, que experimentamos cuando transcurre el tiempo en el mundo que nos rodea. Esto se refleja en la forma en que crean una vida de guerrero tanto el sol como la luna de la valentía y la gentileza, o la sabiduría y la compasión. Un calendario de este tipo contribuye a mantenernos en contacto con las estaciones, nos recuerda las buenas cualidades que poseemos y estimula la actividad de crear la sociedad iluminada juntos.

Tener un calendario también nos permite planificar el trabajo y el descanso, permite que nuestra cultura señale su crecimiento y se establezca con dignidad a través de las celebraciones comunitarias, las reuniones de los programas y los rituales que integran la bondad fundamental en la vida. Por ejemplo, la luna llena es el momento en que celebramos juntos la bondad practicando La sádhana de Shambhala, y hay otros ejemplos como el día del solsticio de verano, “La cosecha de la paz” en el equinoccio de otoño y el “Día de la infancia” en el solsticio de invierno. Un calendario produce fortaleza y cordura a todos porque nos ayuda a pasar colectivamente por el tiempo con una sensación de tener un objetivo y una inspiración.

Señalar la transición en la práctica

La transición de un año de actividad al siguiente tiene un gran poder y es especialmente significativo e importante prestar atención a ese momento. En Shambhala el tiempo tradicional con el que señalamos el fin de año es los once días previos al día de Shambhala, momento en que nos centramos en concluir bien la actividad del año pasado y creamos condiciones que nos permitan entrar en el año siguiente con una sensación de claridad y fortaleza.

El final de año es el momento, espiritualmente hablando, de dedicarnos a las prácticas de meditación relacionadas con superar obstáculos. En términos generales se trata de las prácticas protectoras. Los monasterios tibetanos hacen prácticas intensivas de protección en ese momento, convocando las energías del despertar para vencer tanto los obstáculos visibles como los invisibles de la actividad compasiva. En Shambhala terminamos el año con prácticas que a veces denominamos “cantos de las mamos”, refiriéndonos al título de un canto protector que recitamos intensamente en ese período. Las mamos personifican los elementos, que pueden desequilibrarse y resultar dañinos en momentos e transición o de cambio social. Los cantos de las mamos son como una petición para sanar cualquier desequilibrio que se haya acumulado a lo largo del año pasado .

Otro aspecto de la práctica de fin de año es volver a reunir toda la energía que pueda haber desaparecido en los últimos doce meses. Es bueno pasar cierto tiempo, antes del día de Shambhala, reflexionando sobre este aspecto de nuestra existencia y dedicar cierta práctica a recuperar la energía. Esto puede ser tan sencillo como hacer meditación sentada o meditación de Shambhala con esa motivación y dedicar el mérito al final.

Señalar la transición en el hogar y la familia

La práctica de final de año termina dos días antes del día de Shambhala. La jornada previa al día de Shambhala es cuando podemos hacer una “limpieza de primavera” minuciosa del hogar para establecer la base del año nuevo. Limpiar la casa es una forma de invocar la energía fresca y eliminar por completo los residuos del año anterior, reorganizándonos para comenzar de nuevo. Es algo paralelo a la práctica espiritual que realizamos antes del día de Shambhala. Limpiar la casa puede ser una celebración de nuestra naturaleza buena en vez de una tarea o de algo que hacemos porque nos sentimos mal.

Limpiar el altar del hogar es un aspecto importante de este proceso. Si tenemos un cuenco para el té del protector, éste es el momento de limpiarlo. El planteamiento general de cuidar el hogar en este momento es soltar el estancamiento y crear un entorno para que llegue energía nueva. Si podemos terminar los proyectos iniciados, cumplir las obligaciones que no hemos sido capaces de lograr o devolver una deuda antes del año nuevo, esto permitirá que se enraíce más inspiración y energía también después del día de Shambhala.

El fin de año puede resultar además un momento emotivo para que las familias trabajen juntas en el hogar y reflexionen sobre cómo pasan el tiempo en compañía, si funcionan determinados espacio en la casa o se pueden volver a organizar. Si hay niños en la casa pueden contribuir a la limpieza y a volver a colocar el altar. Es un buen momento para explicar los objetos del altar y su significado a la gente menuda, dándoles así otra ocasión de incluirles en la práctica y la cultura.

Los centros Shambhala también pueden organizar el momento de limpiar el espacio y los altares antes de que comience el año nuevo. Una vez terminada la limpieza, sea en casa o en el centro, podemos hacer un lhásang o purificación divina. Un lhásang es un ritual sencillo en el que se quema enebro y se recita una liturgia que limpia y bendice a la vez un espacio determinado. Podemos recitar el lhásang en el altar y luego recorrer toda la casa o el centro quemando un poco de enebro, repitiendo el grito del guerrero en cada habitación y así invocar bendiciones para el futuro.

Una exploración incesante

Hay muchas otras cosas que podemos hacer para proporcionar renovación e inspiración antes de que comience el año nuevo. No hay que tener miedo a la curiosidad ni al juego sino hacer lo que cada cual considere mejor para su casa explorando la transición hasta el día de Shambhala de forma que se siente adecuada y fortalecedora. Es importante plantear el proceso, especialmente la limpieza, con curiosidad y relajación en vez sentir agobio por hacerlo bien. Al incorporar a la vida las tradiciones de fin de año participamos en la exploración emocionante de cómo encarnar la sociedad iluminada. Todo esto establece la base para celebrar el día de Shambhala y recorrer las estaciones como una cultura de bondad fundamental y del Sol del Gran Este.

Invitación para celebrar en Shambhala Madrid el Año del Mono de Fuego accede a todos los detalles y confirma tu asistencia.

Walker Blaine es el maestro de liturgias de Sákyong Mipham Rimpoché y un heraldo de la corte Kalapa. Ha estudiado y practicado el dharma en Shambhala durante más de 30 años. Walker vive con Patricia, su mujer, en Halifax (Nueva Escocia, Canadá).

Traducido del Shambhala Times http://shambhalatimes.org/2016/01/22/finishing-one- year-starting-anew/

De Berlín a España

Impresiones y sensaciones del programa Leadership en Berlin con el Sakyong.
El pasado mes de Septiembre estuvimos alrededor de 140 lideres de todo Europa en el programa de Leadership de Berlín, la energia estaba llena de alegría, sorpresa y espacio abierto. Una energía concentrada, casi explosiva de ganas de hacer, crear. Al mismo tiempo la sensación que te han quitado el suelo debajo de tus pies.Todo es posible, el caos es buena noticia. Y al final el Sakyong siempre te recuerda. Lo importante es SER, no hacer tanto pero SER, ESTAR, por lo menos algunas momentos cada dia. Recordarse de lo fundamental, CONECTARSE, SENTIR, SER, NO OLVIDARSE. Si queremos hacer algo con todo eso que hemos montado tenemos ser una EMBAJADA DE LA BONDAD FUNDAMENTAL, en nuestras casas, en nuestro trabajo, en nuestro vida y especialmente nuestros centros y grupos.

SONY DSC

Fotos: Katja Aßmann

Estamos en un momento muy importante tal vez crucial en nuestra organización. Todo lo que había esta al mínimo absoluto, las estructuras viejas ya no funcionan, las formas están envejecidas huelen a rancio y carecen de frescura. La economía esta en ruina o no es funcional y el crecimiento está estancado. Al mismo tiempo el cielo esta abierto, para crear cualquier cosa, nuevas formas nuevas estructuras, nuevas maneras de enseñar. Es el momento de saltar, tomar las responsabilidades en tu mano, en cada lugar con su idiosincrasia, adaptar la esencia, las formas de las enseñanzas. La cultura de Shambhala integrándola en la cultura de cada lugar creando una nueva cultura de la bondad fundamental adaptada a la diversidad de cada sitio.
Es un momento vivo, pulsante lleno de inseguridades y mucha energía con ganas de crear. Es el momento cuando espiga la semilla que se ha sembrado hace 25 años por su majestad fortaleciendo un linaje nuevo. El centro del mandala es mas fuerte que nunca y las enseñanzas protegidas para futuras generaciones. El Sakyong ha hecho un enorme trabajo en establecer el palacio el centro del mandala, el pilar central. Sí, las viejas formas se han muerto y su estructura es ineficaz. Pero tenemos mucha gente muy preparada, educada en la cultura Shambhala, exprimentada en organizar. Y ya que no existe una estructura, pero sí un centro fuerte es el momento de crear una nueva.Un momento donde la frescura pueda florecer de esta semila. Usando nuesto experiencia cada uno donde pueda encontrar su sitio y especialmente su confianza incondicional. Recordando que la lealtad es el antídoto de la arrogancia. Así podemos crecer.

SONY DSC

Fotos: Katja Aßmann

Tenemos algo único. Un monarca y un mandala central, la corte Kalapa sólida, fuerte, y bien estructurada que mantiene un linaje. Nos abre el mundo, nos deja todo la responsabilidad y espacio para crear, y nos da toda su confianza. De que sí podemos. Nos deja todo en nuestra mano, él sabe que su corazón esta con nosotros: si fallamos el falla. Además tenemos una organización bien entrenada con gente magnífica, que trabajan con sus neurosis y obstáculos dia a dia para que otros pueden liberase de los suyos. Una infraestructura buena de centros y grupos, maestros y Acharyas excepcionales para servir a la gente y enseñar, y unos Kasungs muy dispuestos a proteger y cuidar.
Asi tenemos todo lo necesario,Tenemos bondad fundamental. El mundo su futuro estar en nuestro mano como Trungpa ya dijo hace mucho tiempo: SI TÚ NO LO HACES, SI NOSOTROS NO LO HACEMOS , QUIÉN LO VA HACER, POR FAVOR POR FAVOR TOMA LOS RIENDAS… ¡HAGÁMOSLO!
KI KI SO SO
P.S No olvides lo importante es SER, SER por lo menos una ves al dia.

Saludos con Amor y en la visión del Sol del Gran Este
Hans Henning Heide.

Manifestando la Sociedad Shambhala

El encuentro de Liderazgo con el Sakyong in Berlín
19 y 20 de septiembre 2015

Fue un encuentro donde Sakyong Mipham Rinpoche se dirigió a los cuatro pilares de Shambhala (Gobernanza, Práctica & Educación, Finanzas y Protección) en este momento fundamentalmente de cambio y desarrollo en nuestra comunidad Europea e internacional.
Ms Jane Arthur (Enviada de Kalapa para la Formación de Liderazgo y Mentores) y Christoph Schönherr (Director de Shambhala Europe) fueron los encargados de darnos la bienvenida, crear el contenedor y guiarnos a través de este encuentro.

Los representantes de nuestra región fuimos Hans (de Málaga), quien será oficialmente el nuevo coordinador regional a partir del próximo Día de Shambhala; Christina, Rod y Helena del grupo de Barcelona; y Avelina del centro de Madrid y colíder Communication Curiosity Force.

El lugar de encuentro de los más de 140 líderes de toda Europa fue Villa Elisabeth, un lugar magnífico en el corazón de Berlín donde los Dralas ayudaron a que fluyera todo el encuentro. Nos hicieron unos días de sol berlinés que nos dejó disfrutar de una luz mágica, un frío suave con un sol que aún calentaba y de vez en cuando unas gotas de agua que no molestaban.

12039542_1082126401799045_4524537755350743424_n

Foto: Katja Aßmann

SHAMBHALA HOUSEHOLD

El primer día preguntaron cuánta gente tenía el inglés como lengua nativa, solo levantaron la mano una veintena de personas! Este es nuestro caso de Europa.
El sábado nos centramos en el primer tema del encuentro: “Shambhala Household”. Un texto compuesto por el Sakyong, muy significativo para cualquier posición de liderazgo, sea en Shambhala o en cualquier otra área de nuestras vidas. Una guía de CÓMO SER, esto es lo que ofrecemos al mundo, la cultura de la bondad fundamental. Ver nuestros centros y grupos Shambhala igual que nuestras casas, como embajadas de la bondad fundamental donde podemos ser nosotros mismos.

Empezamos por la mañana recibiendo la transmisión de este texto y dialogamos sobre él en grupos. Para ello nos dieron unos Principios muy valiosos que me ayudaron mucho:

Habla desde la experiencia.
Escucha para aprender.
Sé consciente de tu afecto.
El silencio es parte de la conversación.
No seas de ayuda.

La cosecha de las impresiones de nuestros diálogos fue que este texto está cambiando la VISIÓN de los centros/grupos a ser no solo “escuelas” sino también lugares de encuentro donde se pueda manifestar una Cultura Social.

Por la tarde, tuvimos la charla del Sakyong que empezó con una pregunta: ¿Quiénes somos?
Respondió con dos principios básicos, bondad fundamental y sociedad iluminada. Como comunidad los exploramos y los manifestamos. Manifestar estos principios no es una tarea fácil, es nuestro reto, nuestra gran VISIÓN. Como comunidad de meditadores Shambhala nuestra visión y liderazgo están cambiando de ser una ORGANIZACIÓN a ser una SOCIEDAD y las herramientas que disponemos para que se manifieste son la valentía y la amabilidad. Para hacer esta transición se necesita confianza, Confianza Incondicional, y para ello es muy importante como líderes saber quiénes somos.
El entrenamiento de liderazgo es la habilidad de conectar con otros, de cuidar a los demás. Relacionándonos con los demás es cómo podemos recibir feedback y nos ayuda a crecer.
El texto Household es una transmisión secreta en Shambhala. Cómo manifestar y vivir con estos principios se convierte en un elemento esencial para crear una sociedad iluminada. El proceso de cómo vamos a hacerlo se trata de equilibrio y armonía, visión y propósito, sentimiento de logro. Participar de este proceso nos da dignidad, espacio y celebración. No tenemos que hacerlo todo pero sí con autenticidad, y esto tiene un efecto.

¿Cómo nos puede ayudar este texto en términos de sociedad? Con esta pregunta nos quedamos como comunidad para empezar a explorar diferentes maneras de como manifestarlo… Para mi uno de los conceptos que aún resuena en mi interior es CASA, ¿qué es estar en casa?, ¿cómo estar en casa? tanto a nivel de hogar como a nivel de centro/grupo Shambhala.

TASK FORCE ( FUERZA DE TRABAJO)

Durante la mañana del domingo participamos en diferentes conversaciones sobre el futuro de nuestro Mándala Shambhala Europeo, basado en el trabajo que se ha llevado a cabo a través de las Task Force, que a partir de entonces decidieron llamarlas Curiosity Force: https://shambhalaeuropetf.wordpress.com/

Nos propusieron una sesión de Espacio Abierto para conversar sobre los cinco tópicos que surgieron durante el encuentro:
• Transition to Society
• Compassionate communication
• Cultivationg & integrating generations
• Creating a sustainable Shambhala economy
• Developing Shambhala centres/groups and projects.

SONY DSC

Foto: Katja Aßmann

Cada uno podía escoger en qué tópico quería ir y para ello nos ofrecieron diferentes Roles que podíamos coger en relación a estos temas: host (anfitrión), participante o butterfly (mariposa) para aquellos que quisieran ir saltando de un grupo al otro. También nos ofrecieron antes de empezar las conversaciones unos Principios a tener en cuenta una vez formáramos los grupos:

Right people.
Right time.
Only thing that could happen.
When its over lets finish it.

Y la ley que compartíamos todos era: ¡utilizar los 2 pies para ir!

Tomé el rol de participante en el grupo “Developing Shambhala centres/groups and projects” junto con Rod, de mi grupo de Barcelona. Dentro de este grupo se crearon subgrupos alrededor de diferentes temáticas, me uní al subgrupo “How to support and empower small Shambhala groups?”. La idea principal que desarrollamos fue la necesidad de estar conectados como grupos pequeños para el intercambio de experiencias y apoyo. Aceptando y apreciando la situación y sentirnos orgullosos de lo que tenemos y de quien somos! Antes de que el tiempo se terminara surgió la pregunta ¿y después de este encuentro qué? Así que decidimos probar de reunirnos regularmente de manera virtual y continuar con el trabajo iniciado en Berlín…

El domingo por la tarde el Sakyong nos ofreció su segunda charla donde remarcó la fuerza (strength) y el gran reto de nuestra comunidad: trabajar con personas. No es tarea fácil, ni siquiera lo es trabajar con nosotros mismos. Pero como comunidad estamos dispuestos a tomar este reto que parece ser imposible. Coger la energía de este momento de posibilidad y probar de hacer cosas que no hemos probado antes. Y todo ello disfrutando del momento de “no saber”.

¿Y AHORA QUÉ?

Tuve la gran suerte de poder asistir a este encuentro como coordinadora del grupo de Barcelona y poder conocer por primera vez al Sakyong. Fui sin ninguna duda aunque no sabía qué me encontraría… Mi experiencia durante las charlas que dio el Sakyong fue de amabilidad, sencillez y mucho espacio abierto. Regresé a Barcelona con una tranquilidad interna que aún permanece y me deja estar un poco más en SER, porque al final es esto de lo que se trata, nos recordó Sakyong. Vi a una persona humana, a un humano muy especial, muy cercano, con sentido del humor y con el corazón abierto a todos.

Nadie nos dio respuestas pero sí preguntas abiertas a que entre todos exploremos y co-creamos el cómo hacerlo. Había una sensación de formar parte de una comunidad global, donde nos podemos ayudar entre todos para seguir adelante y pasar a la acción, ahora es el momento!

Después de un mes de esta experiencia el sábado 24 de octubre nos reunimos 5 personas vía Skype (de Eslovenia, Hungría, Países Bajos y España) para seguir nuestra conversación que iniciamos en el gathering sobre “How to support and empower small Shambhala groups?”. Fue una propuesta que surgió allí y la hemos llevado a cabo, ha funcionado bien. Hemos estado conversando durante una hora de diferentes temas que cada persona ha aportado de su grupo, nos hemos ayudado. Sobre todo y lo más importante, hemos creado el espacio para compartir nuestras situaciones particulares con otros grupos de la sangha Europea, de sentirnos que no estamos solos, que nos podemos ayudar si aprendemos a como estar juntos y que esta actitud es la que hace posible una sociedad iluminada.

Helena Pellisé
27 de octubre 2015, Barcelona.