Archivo de la categoría: Blog

Carta tras el Dathün: Un viaje hacia el momento presente

Fotos de Mati Guillen

A continuación reproducimos la carta de que hemos recibido de Claudia, joven amiga del Centro de Shambhala de Madrid que hace algo más de un año se  licenció como médica y decidió reorientar su  vida a la cooperación internacional. Este verano participó en un retiro de silencio de quince días, que en Shambhala llamamos medio Dathüm. 

 

Me pidieron que escribiera sobre mi experiencia del medio Dathün en Alcoy que, para quienes no lo sepan, fue en silencio. ‘’SILENCIO’’. ¿A qué os suena esa palabra? Lo primero que me surge a mí es quietud, ausencia de palabras, de ruidos…

‘’Encontramos intimidad en el silencio al no ser interrumpidos por la palabra. Reconocemos los momentos en que necesitamos salir hacia fuera pero…no podemos. Podemos encontrar placer en la comunicación sin palabras’’

Esto escuchamos el primer día en la primera charla de los profesores…me parecieron palabras bellas, pero lejanas e imposibles. Yo lo que no paraba de pensar era en cuando llegara el día siguiente y tuviéramos que estar todos callados…

Y el segundo día llegó, y el tercero, y el cuarto, y pasó una semana, y otra. Y la realidad de dos semanas en silencio estuvo plagada de sonidos. Ahora sobre todo me viene el ruido de las hojas de los árboles al bailar con el viento, de cigarras por la noche, moscas meditando, pajarillos, cuencos y cubiertos resonando al servir y palillos al comer…todo en silencio.

También hubo paseos sin rumbo (como se dice en Shambhala), tan sin rumbo que de repente me encontraba dando vueltas ‘¿alguien me habrá visto? Espero que no, qué vergüenza..’ Hubo chapuzones en albercas, algunos en silencio y otros no tanto.

La realidad de dos semanas en silencio estuvo plagada de miradas; algunas rechazadas y otras abrazadas con una sonrisa, o varias a la vez. Sí, muchas sonrisas, de las que llenan el cuerpo de calorcito…en silencio. También plagada de abrazos; los recibidos, con apertura; los dados, con mucho amor. Algunos, también con miedo… ‘¿debo hacerlo? ¿o será rechazado? ¡venga Claudia, atrévete!’ Y en otros sentí esa entrega total donde no importa quién abraza y quién es abrazado, solo hay dos seres humanos acogiéndose y respirando piel con piel…en silencio.

Y sobre todo, hubo mucha mucha práctica en el cojín, hasta tener las rodillas reventadas y preguntarte: ‘¿qué hago aquí? ¿en qué momento me he metido en esta movida? ¿estaremos locos todos, aquí sentados sufriendo?’ Pero otros momentos, también en el cojín, al exhalar y dejar ir, de repente me sentía una reina en mi trono, mi espalda recta se continuaba con el cojín y con el suelo, las moscas podían volar cerca y jugar en mi piel, todo estaba bien…Y esos momentos se alargaban cada vez más, hasta ser varios minutos seguidos…y la rodilla volvía a molestar otro poco un ratito…y la mosca…

Profundicé en la técnica de meditación más que en dos años meditando ‘a diario’, pasó de ser un momento fundamentalmente aburrido a un espacio de curiosidad y apertura, de invitación a lo que pudiera surgir y de mucho darse cuenta. Llegaron emociones fuertes; de las que estremecen el cuerpo y encogen el corazón, algunas ya bien conocidas. Poco a poco y día tras día, les fui dando espacio en mi cuerpo y dejando ir en la exhalación…pero no iban muy lejos…a los días volvían…y amabilidad para acogerlas y otra vez espacio, sentirlas en el cuerpo…y poco a poco, dejar ir otra vez…

En las meditaciones guiadas fui montañas; el Annapurna en el Himalaya y el volcán Mombacho en Agua Agria (Nicaragua), los dos grandes y sólidos, fuertes y llenos de vida (y de vidas), rodeados de nieve o sol, grabados a fuego en mi retina, vi pájaros a mi alrededor, águilas moviendo su energía y recorriendo el espacio…Fui esas montañas con lágrimas en los ojos. En la meditación Shambhala toqué el suelo sintiendo mi pecho abrirse y proclamando lo que soy, que aunque (muchas) veces se esconda y no lo encuentre, tuvo sus destellos esos días ‘poc a poc’ y suavemente.

Surgió una conciencia muy constante y a veces abrumadora de mi capullo (como se llama en Shambhala a nuestro ego particular), que en silencio se puede ver en tres dimensiones y con todo detalle. Esto fue duro y me dio miedo, mucho miedo a veces, y me hizo dudar de mí misma hasta llegar a ser paralizante . De lo que no dudé es de los demás ‘compañeros silenciosos’; pude ver despacito y día a día la bondad fundamental en todos, hasta que se hizo clara a los ojos del corazón su única manera de actuar, de mirar, de compartir, de brillar…en silencio.

Claudia

LOS CINCO NIVELES DEL APRENDIZAJE SHAMBHALA

Por: Felipe Rodíquez (Sastri del Centro de Shambhala de Madrid)

Este programa de formación que consiste en cinco cursos de fin de semana, es una de las herencias más preciadas recibidas por nuestro fundador Chögyam Trungpa Rimpoché. Según el mismo, es su contribución más importante y, el comienzo de un camino que consiste en el aprendizaje de los principios fundamentales de la práctica del guerrero/a de Shambhala.

La práctica meditativa que se enseña en este ciclo de enseñanzas es “prestar atención y darse cuenta”. Una práctica que nos ayuda a desprendernos de la confusión y de la duda para conectar con nuestra propia valía y dignidad, con nuestra humanidad.

En su inicio aprenderemos a sentarnos para estar con nosotros y mirar lo que nos está sucediendo; lo que pensamos y lo que sentimos cuando dejamos nuestra actividad y nuestras distracciones. Se nos introduce al principio de la “bondad fundamental”, a la verdadera naturaleza de todos los seres humanos, algo que solo puede descubrirse por experiencia propia.

A continuación y a través de poner en práctica estas enseñanzas, se nos mostrará el capullo de miedo y pereza que cubre nuestra experiencia y confianza en la bondad fundamental. Un mundo el del capullo, que nosotros mismos hemos creado, y que nos corta el aire fresco y nos aísla en nuestras relaciones con los demás.

Después nos convertimos en guerreros/as  cuando nos atrevemos a enfrentar nuestros miedos, a no tener miedo a ser quienes somos. Los guerreros/as  de Shambhala tienen el valor de enfrentarse a él y por lo tanto se vuelven intrépidos. Saben como dejar de hacer la guerra consigo mismos y los demás, con elegancia y armonía.

Una vez convertidos en guerreros/as –humildes pero enérgicos– podemos dar un gran salto y descubrir el poder y la magia de estar presentes en un espacio sin tiempo, en el ahora; con la experiencia sencilla de ser en cada momento y de ver con claridad las cosas tal como son.

Por último, con naturalidad podemos descansar y relajarnos en la vastedad del momento presente, en la fiabilidad de la bondad fundamental, nuestra naturaleza esencial. De esta manera vamos andando por el camino del auténtico guerrero, en el que se vive y se muere con dignidad y con elegancia.

Al final del programa el practicante guerrero/a de Shambhala tendrá un mapa completo de un camino contemplativo y meditativo que podrá llevarlo a su vida cotidiana. Un camino laico que puede practicarse junto a cualquier otra tradición espiritual o religiosa, y completo en sí mismo para vivir una vida con autentica simplicidad e intrepidez. En un viaje, el del desarrollo de la bondad fundamental que durará toda la vida.

6 consejos sobre cómo prepararse para un retiro de meditación

por  KAREN MAEZEN MILLER

¿Cómo sabes si estás preparado/a para manejar el silencio, la dificultad física, la disciplina y la intensidad mental de un retiro de meditación prolongado?

Photo: Kosal-Ley Fuente: Unsplash.com

Relájate. No puedes saberlo. No necesitas saberlo. No hay manera de prepararse. La mera idea de preparación nos atrapa con falsas expectativas y con la autoevaluación. Nos muestra la cantidad de ocasiones en las que nos quedamos paralizados en nuestra vida por la sensación de deficiencia. No tenemos ninguna deficiencia, pero de todas maneras nos quedamos inmovilizados.

Los retiros zen, que son los únicos que yo conozco, están diseñados para curarte de esa parálisis. Están pensados para que te deshagas de las dudas renqueantes y de la vacilación. A mí me gusta decirle a la gente que se deje de preparativos y que vaya al retiro únicamente con su buena disposición. La buena disposición no es una pequeñez. Puede ser algo imperioso o incluso apremiante, pero no requiere preparación.

 

Así que aquí van unos cuantos consejos sobre cómo prepararse para un retiro:

  1. Los organizadores te dirán cuándo ir y qué llevar. Sigue las instrucciones al pie de la letra. Una buena práctica para el retiro de meditación consiste únicamente en seguir instrucciones.

 

  1. Busca a alguien que cuide de tus mascotas, de tu casa, de tus hijos y de todo lo que necesites para salir completamente del hogar y sus responsabilidades. Así estarás creando una comunidad de confianza que te ayudará en tu práctica regular. Puede que delegar todas tus tareas en personas confiables no te quite la ansiedad, pero te dejará sin excusas.

    Photo: Andrew Branch Fuente: Unsplash.com

 

  1. Tal vez quieras leer algo sobre los retiros de meditación antes de hacer uno. Es natural, pero no es buena idea. Lo más normal es que te formes preconcepciones erróneas acerca de lo que aún no has experimentado. Yo leí “Emprendiendo el camino del zen” de Robert Aitken Roshi antes de mi primer retiro, y de todos los libros que leí fue el que menos me ayudó a prepararme.

 

  1. Deja todos los libros en casa. Los retiros de meditación no tratan acerca de los libros, así que lo único que harás es hablar de ellos contigo mismo, seguramente en el cojín. Eso no ayuda.

 

  1. Deja en casa el portátil, el móvil, todo aparato que suene (¡excepto un despertador!). Sin duda eres crucial para el universo, pero tampoco eres tan importante. Siempre podrán localizarte, pero tu retiro mejorará mucho si no tienes un teclado a mano. Así podrás ver cómo el dharma trabaja por sí mismo cuando uno se dedica completamente a no hacer nada.

Photo: Aaron Burden. Fuente: Unsplash.com

  1. ¿Qué te dejas en el tintero? Mete eso en la bolsa de viaje y llévalo contigo. Vas a llevar mucho más de lo que necesitas, y la próxima vez no tendrás miedo de hacer un equipaje más ligero.

 

© KAREN MAEZEN MILLER Todos los derechos reservados.

Publicado inicialmente en inglés en lionsroar.com el 26 de mayo de 2017

Traducido al español por Comité de Traducciones Nalanda. Publicado con autorización de la autora.

¿Qué es Cultura y Decoro?

¿Qué es exactamente Cultura y Decoro en Shambhala?

Por Amanda Hester, Adjunta de la Oficina de Shambhala de Cultura y Decoro

Para muchas personas en Shambhala, “cultura y decoro” son palabras que se asocian vagamente a cualquier tipo de evento y a las formas, a mujeres exigentes o a damas elegantes. Esas palabras y sus asociaciones subjetivas pueden evocar respuestas emocionales de todo tipo, desde la resistencia a la admiración, o incluso inseguridad. Es muy parecido al Dorje Kasung. Para algunos, los kasung son obstrucciones inquietantes que tal vez resulten aterradoras con sus formas militares, o que tal vez magneticen. Del mismo modo, aquellos que se involucran en “cultura y decoro” a veces se perciben como personas irritantes, magnetizadoras o tal vez incluso intimidantes. Pero del mismo modo que una mirada superficial al Dorje Kasung puede sugerir agresividad militante, con frecuencia pensamos en cultura y decoro como algo relacionado con una etiqueta anticuada. Ambas percepciones son erróneas. Al igual que el Dorje Kasung, cultura y decoro en Shambhala es una práctica profunda que trabaja con la forma y el contenedor, y se trata de prestar un servicio auténtico y despierto a los demás.

El significado exacto de cultura y decoro puede resultar poco preciso, porque es una materialización del camino de la guerrera, aunque no desde un punto de vista de género. Se dice que la actividad de una Sákyong Wangmo da vida a una situación de modo que lo que en otro contexto sería simplemente un grupo de individuos se convierte en una familia y una comunidad. La Oficina de Shambhala de Cultura y Decoro es una extensión de la actividad de la Sákyong Wangmo. La actividad de la Sákyong Wangmo aglutina al reino para despertar el espíritu del guerrero del mismo modo que el agua aglutina la levadura y la harina para hacer pan. Por lo tanto, el papel de cultura y decoro es aportar un sentido de relación auténtica en el reino de Shambhala, y de este modo trascender la agresión.

El espíritu femenino de la guerrera es lo que inspira al espíritu masculino del guerrero. Shambhala ofrece una alternativa a la visión individualista de la naturaleza humana. Reconoce que para que haya un progreso significativo en el mundo debemos empezar por la comunidad, en nuestra relación con los demás. Debemos manifestarnos desde una base de compasión y generosidad, nuestra actividad debe surgir de una “cultura de la amabilidad”.

La experiencia del servicio genuino a los demás puede encontrarse en las prácticas del Dorje Kasung. Sin embargo, puede que las formas militares de esta práctica no le resuenen a todo el mundo. Podemos empezar por ver la cultura y el decoro de Shambhala como un camino de servicio parecido al Kasung, aunque con un mandato diferente que trabaja con formas civiles. De hecho, trabaja con las formas del civismo. El sentido de esto es reconocer y apreciar que todas las formas de Shambhala tienen que ver con el servicio. Si encontramos que una forma está sosteniendo el ego, o bien se trata de un malentendido mayúsculo o esa forma se ha vuelto inservible.

Cultura y decoro en Shambhala se relaciona con la visión de la corte y la práctica. Sin embargo, como el asiento del maestro está muy bien cuidado actualmente, aquellos que se involucren en la práctica de cultura y decoro no tienen que preocuparse demasiado por este asunto. Cultura y decoro se apoya en la base de la corte, pero su papel es preocuparse de manifestar esa visión de la corte y del servicio al mundo…porque esa es la clave. La prioridad del dharma no es el maestro, sino más bien el estudiante. Aquellos que le han servido una taza de té al Sákyong saben que en ese momento los que están recibiendo el mayor servicio son ellos.

Servir en la corte es fácil porque lo hacemos por lealtad y devoción. Es fácil sentir nuestro corazón genuino en ese servicio porque amamos el dharma y su representación en nuestro maestro. Pero la clave está en aprender a través de esa experiencia a servir a los demás, a ver cada situación y relacionarnos con cada persona como lo haríamos al servir al precioso asiento del dharma. La práctica de cultura y decoro en Shambhala está relacionada con crear y trabajar con formas civiles y contenedores que faciliten esta experiencia de auténtico servicio a los demás.

Cuando nos arreglamos en Shambhala no lo hacemos para nosotros, sino para despertar al mundo y levantar el ánimo de todas las personas con las que nos cruzamos. Es como si acudiéramos a una cita con pantalones de chándal o la ropa sucia, eso sería una falta de respeto. Nuestras formas decorosas están encaminadas a apreciar a los demás y su experiencia, a apreciar nuestro mundo. Cuando nos involucramos en formalidades y disciplinas que nos resultan irritantes, es más fácil apoyarse en esa irritación cuando se hace por los demás: nos rendimos, y de esa rendición surge el gozo. Es gozoso experimentar el auténtico servicio a los demás.

Es muy bonito empezar a ver el mundo a través de los ojos del civismo, que ve la experiencia de los demás antes que la propia.

Podemos cambiar el mundo a través de los detalles más nimios: limpiar el polvo o barrer el suelo pueden elevar la experiencia de aquellos que se adentran en un espacio. Todos los que entran en nuestro mundo empiezan a sentirse animados porque hemos salido de nuestro ensimismamiento para servirles como lo haríamos con nuestro maestro. En última instancia, llenamos nuestros espacios de riqueza no a través de dinero o desembolsos, sino a través del amor y el cariño que ponemos.

Cultura y decoro en Shambhala no está relacionado con el precio que pone en una etiqueta, sino con la generosidad de crear espacios y experiencias que sirvan para despertar a los demás con dignidad, elegancia y aprecio. A través del servicio nos damos cuenta de que ese es nuestro derecho de nacimiento, que somos reyes y reinas en un mundo de reyes y reinas, y que podemos tener la valentía de superar nuestra vergüenza y conducirnos de un modo que se corresponda con un mundo sagrado. Descubrimos que eso es lo que significa ser amables con nosotros mismos y con los demás.

Trabajar con las disciplinas y los contenedores que sostienen e iluminan una cultura de amabilidad es el papel y el mandato de la Oficina de Cultura y Decoro de Shambhala. Es trabajar con las formas del civismo para crear una sociedad digna y gozosa.

Este articulo ha sido publicado inicialmente en inglés en SHAMBHALA TIMES 

Para saber más sobre la Oficina de Cultura y Decoro de Shambhala, haz clic aquí

Para pedir una copia de Una Introducción a la Cultura de Shambhala, por favor visita Shambhala Media haciendo clic aquí

Gestionar la incertidumbre desde el presente

liderazgo¿Cuántos de nosotros no vivimos día a día con ansiedad? Esa sensación de inquietud insaciable que muchas veces se manifiesta mentalmente como un tornado de ideas sobre el cómo deberían ser las cosas midiéndolas, juzgándolas y fabricando incluso nuestro modo de ser para que encaje con nuestras expectativas. Muchas veces cuando esos pensamientos se solidifican son capaces de manifestarse como un síntoma físico de mareo, taquicardia etc.

Por mucho que nos duela aceptarlo, la ansiedad aparece porque queremos tener el control. No soportamos que la vida cambie y que sea impredecible. Incluso tenemos una idea fija de nosotros mismos. Queremos que nuestra vida no se salga del guión de la película que hemos imaginado, sin darnos cuenta que al hacerlo, aprisionamos nuestra propia  vida y sus múltiples posibilidades, evitando que fluya, que nos sorprenda y que cambie…

photo-1462826455854-8c0e5ea0947cHoy en día hemos pasado de un mundo fíjo y estructurado a un mundo que fluctúa en cada instante con la tecnología y las prisas. El control se nos escapa y saber gestionar el constante cambio es el gran reto. No es casualidad que la actual generación esté continuamente estresada por el futuro y sea presa de tanta ansiedad y distracciones para escapar de ella.

 

El mindfulness o meditación hoy sea una de las principales herramientas que han emergido en nuestra sociedad occidental para poder gestionar esta incertidumbre del cambio permanente. ¿De que manera? Aprendiendo a estar con el presente y a estar atentos.

La práctica de estar presente es una invitación continua a superar la incertidumbre y a saber vivir sin agobiarnos por los cambios que puedan venir, a trabajar con nuestros pensamientos, a ser creativos e incluso a permitir el buen humor. A ser a la vez estables con lo que hay y ágiles para responderde forma inteligente con lo que nos presenta la vida.

Este jueves 19 de de Mayo a las 20hrs, Lance Brunner* ofrecerá  una charla introductoria a la meditación en Madrid,  precisamente para aprender a trabajar con la incertidumbre y la ansiedad.  La charla es introductoria al curso del fin de semana del 21 y 22 de Mayo titulado Meditación, innovación y liderazgo auténtico, que se realizará en Shambhala Madrid. Ver aquí
La charla es gratuita y se ofrece en el día abierto de meditación que inicia a las 19hrs.
Habrá traducción simultánea del inglés al español. No es necesario registro previo.
Donativo recomendado: 3 euros

¡Esperamos que puedan estar presentes en esta charla sin el móvil y sin agobiarte!

¡Te esperamos!

*Lance Brunner. es profesor avanzado de meditación del budismo Shambhala. Ha dirigido varios programas de desarrollo de liderazgo y creatividad para dirigentes de empresas como Kellog´s, el gobierno de Chile y programas de emprendedores en Estados Unidos. Es profesor de  negocios y creatividad en la escuela de negocios de la Universidad de Kentucky, tiene un grado de maestría y es consultor independiente en MCL (Mindfulness Creativity and Leadership).

Gyetrul Jigme en Badalona, Zaragoza y Madrid

Viviendo con apertura, valentía y compasión 
Shambhala España se complace en acoger las actividades que se realizarán en Badalona, Zaragoza y Madrid en ocasión de la visita del Maestro Gyetrul Jigme Rimpoche, quien impartirá valiosas enseñanzas sobre  la meditación y la transformación social.

Gira de Primavera 12 al 16 de Abril 2016

12 y 13 Badalona: Museo Municipal – Pl. Assamblea de Cataluña 1 – 19:00 / 21:00 h. Curso, donativo 10 euros sesión. (Parados y estudiantes 5 euros sesión)

14 Zaragoza: Colegio La Purísima – C/ Corona de Aragón 54 – 19:00 / 21:00 h. Conferencia* (con intérprete al lenguaje de signos).

15 Madrid: Centro Superior de Estudios de Gestión (Instituto Nirakara) – Campus de Somosaguas · Universidad Complutense – 18:00 h. – Conferencia*.

16 Madrid: Centro Shambhala – Av. Reina Victoria 8/2B – 11:00 / 14:00 h. Recepción oficial y Charla Pública*.CUPO COMPLETO

NOTA: para aquellos que no puedan acudir, la charla será grabada y distribuida en el canal de youtube de Shambhala Madrid

16 Madrid. Hotel VP Jardín Metropolitano – Av. Reina Victoria 12 – 18:00 / 21:00 h. Curso, donativo 20 euros

dungsey

El maestro Dungsey Gyetrul Jigme Rimpoché es hijo del actual responsable del linaje Ripa, representante del linaje Pema Lingpa y hermano de la actual Sákyonn Wagmo. Sus enseñanzas se encuentranmen el libro titulado “El sabor del Dharma” de la Editorial Chabsöl. Pueces encontar información adicional sobre el maestro en padmaling.org

Resumen de la Asamblea Regional España en Madrid

Queridos guerreros y guerreras de Shambala,

IMG_1630Ha sido una gran asamblea regional entre guerreros. La magnífica idea a conectar todo los grupos de la región  fue muy buena pues  al final se sumó un buen grupo, creo que casi estuvimos la mitad de los socios presentes, algo completamente inusual, lo cuál generó un gran ambiente de Lungta.

Los temas que se trataron fueron de muy diversa índole, desde cambios en la forma de la práctica,  y responsabilidad de los MI (instructores de meditación) y de los Guía, hasta el cambio de la visión de la función de los centros y grupos. Hay un cambio fundamental en la visión de la organización de los  grupos y centros hacia una relación circular como un mándala y no como una estructura piramidal como una escalera. De esta manera se descentraliza la estructura de la organización y se comienza a trabajar para crear un pilar fuerte de liderazgo y gobernanza regional.

  1. La visión de los cursos o senda que estudiamos también presentan esa estructura circular. Representa un mándala. En el centro está la visión del Sol del Gran Este en las 4 direcciones, 4 círculos que en si están completos. Representadas por las 4 dignidades, Tigre, León Garuda, Dragón.

El primer circulo lo compone el nivel 1 de Shambhla training hasta nivel 5, incluyendo la serie de la meditación en la vida cotidiana y los clases de la bondad fundamental. El segundo incluye el nivel de Rigden y el Asamblea de la Sociedad Iluminada. El tercero círculo incluye la senda sagrada, la llave de oro y la asamblea de guerreros. Y, finalmente, el cuarto círculo va desde la asamblea del mundo sagrado, el Nöndro y  la práctica de Werma hasta los diferentes niveles del Sello de Escorpión.

Es de suma importancia reconocer que cada uno de esos círculos son cada uno un camino completo, donde no falta nada. Cada uno es tan profundo que se puede trabajar en ello una vida entera. Por eso no hay ninguna necesidad de correr de uno a otro más bien uno debe sentir si estar en su sitio y asi estar bien o conocer otro. Es muy personal y ninguna es mejor que el otro.

  1. La visión y la practica del MI y Guía esta cambiando. A partir del dia de shambala los guías y MI quedan en receso en la base de datos. Hasta que éstos no cumplan una serie de estudios charlas de vídeos, y finalmente un curso para poder actualizarse

Es un completo reciclaje del los responsables de la educación (o educadores) de Shambala, como se va dominar ahora. Desde la función de Guía hasta profesor o Acharia hay más de  4800 personas que se actualizarán. Esta parte de formación de nuevos guías y la introducción del nuevo MI (que hora se va llamar S:P:M:I: o Shambhala mentor) finalizará en 2018. El parte de actualización de los profesores tardara algo más.

La principal idea del cambio es que el guía será quien pueda dar la primera instrucción de meditación desde la visión de la bondad fundamental y lo proclama para que la Visión del Gran Este  salga de los centros a la Sociedad. Ya no es una cosa de los centros ni de los profesores avanzados, es cosa de todos y todas tenemos que transmitir esta visión. Somos embajadores de la bondad fundamental.

El nuevo SPMI o mentor Shambhala va ser el que acompaña el estudiante en su camino, y le ayuda a profundizar en la práctica. Especialmente se va a entrenar en escuchar, más que dar consejos. El SPMI brindará el espacio para que el estudiante pueda profundizar en si mismo.

El Shambhala mentor va ser el consejero de la vida, el que profundiza en todos aspectos de la vida del estudiante. Las problemas con la pareja o los niños, el no saber llevar la disciplina o el caos que produce el alcoholismo o la drogo dependencia. Cualquier cosa que puede suceder en la vida de una persona. La idea es ser un acompañante de su camino espiritual y intentar da el espacio necesario para que éste suceda. Para este puesto se va prepara gente. Eligiendo a los que están bien preparados para ese puesto para que realicen cursos específicos.

Las nuevos profesores/as que se va a formar, deberán aprender a  escuchar más que hablar. Hasta ahora hemos tenido profesores que dan unas clases magnificas, unas charlas brillantes, y el alumno escucha. La nueva visión del profesor es que con su presencia obtenga la sabiduría innata del alumno. Todos tenemos bondad fundamental y todos tenemos la sabiduría, sólo falta  provocar que esto fluya y este es el arte del nuevo profesor. Brinda el espació para que  surja la sabiduría en el colectivo. Para esto se va prepara una serie de cursos para preparar a profesores que enseñarán en los diversos cursos o retiros este va a empezar finales de 2016.

Además se va crear una senda o seminario para profesores avanzados. A través de estudios y en retiros de convivencia de 3-5 años para profundizar en el Shambhala Bodhidharma. Aún no se sabe cuándo empezarán pero será entre 2017 – 2018. Para todo este proceso habrá más información detallada en los próximos meses.

  1. Igualmente, otro de los cambios es la visión sobre nuestras centros de como presentarnos esta dentro de las novedades.

Hasta ahora nos hemos especializado en hacer cursos y talleres de una calidad excepcional, pero el objetivo de la visión Shambhala no es fábrica talleres y cursos como otra tendencia newage, del materialismo espiritual. La visión de Chögyam Trungpa es de crear una Sociedad Iluminada, y Sakyong Rimpoche dice que nuestras centro tienen que ser las embajada de esa bondad fundamental y nos otros los embajadores.

Por eso es importante que transformemos nuestros centros en nuestro hogar, en el sitio donde expresamos nuestra cultura. Donde festejamos nuestras fiestas, nuestros cumpleaños, muestras bodas y funerales. Un sitio donde nos reunimos a hablar de nuestras vidas y sueños, de nuestras ilusiones y tristezas. Donde vemos una peli juntos o bailamos. O solamente tomamos una buena tasa de té.

Las palabras de Sakyong son “MENOS ESCUELA MÁS VIDA”. Es  juntar al ser humano en el calor de la gente. Transformar nuestros centros en locales sociales de nuestra cultura.

  1. Otro tema importante ha sido la Gobernanza. Se ha visto que es imposible mantener una comunicación genuina en grupos demasiado grande y es inevitable la creación de elementos impersonales, burocratismo y jerarquías artificiales que se oponen a las  jerarquías naturales que surgen de la confianza, y que son más efectivas al momento de organizarse en grupos más grandes. Con esas jerarquías artificiales se muere la naturalidad. Por eso y por su ineficacia es de enorme necesidad a cambiar la estructura de la organización Shambhala. AL descentralizarse,  cada sitio conoce su idiosincrasia, sabe cómo lleva las cosas para que se comprenda y se llegue a la gente. No es lo mismo festejar el día de Shambhala en América de norte, en Alemania,  en España o Grecia. Y asi con todo lo demás formas y maneras de hacer las cosas. Por eso se está trabajando muy intensamente para descentralizar el mándala.

En concreto aquí en nuestra región se va intentar fortalecer el pilar de gobernación. Y una de las actividades planificadas es crear un retiro de lidership a estilo de los retiros de los directores de los grandes centros de campo. Este retiro va por invitación. La forma en que se realizará es que desde la Coordinación Regional se hablará con todos los grupos y centros para conectar con los líderes de  Shambhala Europa y, de estas conversaciones surgirá algo claro. Se pretende que sea un retiro en un número reducido para no perder su intimidad entre las personas y poder mantener una comunicación lo más genuina posible. También se creará una asamblea europea con representantes de todo los regiones.

5. Se habló también del texto de contrato de cuidado y conducta en el que se habla de la  responsabilidad de tener un  puesto en Shambhala pues se ha visto que es de grande importancia a tener unas reglas claras y límites. Eso incluye reglas claras de comportamiento y de relación entre alumno, instructor o profesor. Gente de la Sangha manifestó su descontento en la forma como estaba formulado. Para los europeos era demasiado americano por lo que se ha formado un grupo de trabajo para opinar y cambiar el texto. Si alguien tiene interés de adaptar el texto a nuestra cultura  Española que se ponga en contacto con:

Diederik Prakke <[email protected]>

Y Puede contestar el  cuestionario que él ha preparado para responder.https://nl.surveymonkey.com/r/RJ5SNDD

Finalmente

 Se conformó la visita del Sakyong a Barcelona el 16.9 2016 para la presentación del Libro de Shambhala Principle
Se informó de la creación de un nuevo grupo en las Islas  Canarias que se conectó via skype en la reunión.
Alfonso contó que las Acharyas se juntaron a nivel Europeo y se han puesto de acuerdo a subir sustancialmente sus honorarios.Sin ir más en detalle en este momento, se informó que más adelante se hará un debate con cada grupo.

Se terminó la reunión con la ceremonia  del voto de la coordinación de los grupos y centros de la región ibérica o el sur oeste.

El video completo está disponible aquí

Un cariñoso saludo a toda la Sangha

Un abrazo!

Hans henning heide

¿Cómo comenzar un nuevo año? Bienvenida al año del Mono de Fuego

monkey-200-300x300-copyTerminar un año y comenzar el año del Mono de Fuego

Prácticas para las dos semanas que preceden al día de Shambhala, para reflejar el paso del tiempo y establecer unos buenos cimientos para el año nuevo.

por Walker Blaine

Traducción: Luz Rodríguez

Se acerca el año nuevo del mono de fuego (el martes 9 de febrero) y es importante reconocer que concluye el tiempo del año actual de la oveja de madera. Aunque el momento de cualquier “año nuevo” es una elección social, realizada a través de muchas generaciones en una cultura, da igual la cultura en que vivamos, es sano y enriquecedor establecer una conexión con el paso del tiempo. Como guerreros, cultivamos una actitud de aceptar las transiciones con espíritu abierto e inspiración por el futuro.

El calendario Shambhala

El calendario Shambhala procede de la tradición budista del Himalaya y se basa en una combinación del movimiento del sol y la luna, frente al calendario occidental que se apoya sólo en el movimiento solar. Al utilizar un calendario que combina el movimiento del sol y la luna, el día de Shambhala cambia todos los años y cae en el día siguiente a una luna nueva.

Utilizamos el sol y la luna en el calendario porque juntos crean el ciclo de las estaciones y el día y la noche, que experimentamos cuando transcurre el tiempo en el mundo que nos rodea. Esto se refleja en la forma en que crean una vida de guerrero tanto el sol como la luna de la valentía y la gentileza, o la sabiduría y la compasión. Un calendario de este tipo contribuye a mantenernos en contacto con las estaciones, nos recuerda las buenas cualidades que poseemos y estimula la actividad de crear la sociedad iluminada juntos.

Tener un calendario también nos permite planificar el trabajo y el descanso, permite que nuestra cultura señale su crecimiento y se establezca con dignidad a través de las celebraciones comunitarias, las reuniones de los programas y los rituales que integran la bondad fundamental en la vida. Por ejemplo, la luna llena es el momento en que celebramos juntos la bondad practicando La sádhana de Shambhala, y hay otros ejemplos como el día del solsticio de verano, “La cosecha de la paz” en el equinoccio de otoño y el “Día de la infancia” en el solsticio de invierno. Un calendario produce fortaleza y cordura a todos porque nos ayuda a pasar colectivamente por el tiempo con una sensación de tener un objetivo y una inspiración.

Señalar la transición en la práctica

La transición de un año de actividad al siguiente tiene un gran poder y es especialmente significativo e importante prestar atención a ese momento. En Shambhala el tiempo tradicional con el que señalamos el fin de año es los once días previos al día de Shambhala, momento en que nos centramos en concluir bien la actividad del año pasado y creamos condiciones que nos permitan entrar en el año siguiente con una sensación de claridad y fortaleza.

El final de año es el momento, espiritualmente hablando, de dedicarnos a las prácticas de meditación relacionadas con superar obstáculos. En términos generales se trata de las prácticas protectoras. Los monasterios tibetanos hacen prácticas intensivas de protección en ese momento, convocando las energías del despertar para vencer tanto los obstáculos visibles como los invisibles de la actividad compasiva. En Shambhala terminamos el año con prácticas que a veces denominamos “cantos de las mamos”, refiriéndonos al título de un canto protector que recitamos intensamente en ese período. Las mamos personifican los elementos, que pueden desequilibrarse y resultar dañinos en momentos e transición o de cambio social. Los cantos de las mamos son como una petición para sanar cualquier desequilibrio que se haya acumulado a lo largo del año pasado .

Otro aspecto de la práctica de fin de año es volver a reunir toda la energía que pueda haber desaparecido en los últimos doce meses. Es bueno pasar cierto tiempo, antes del día de Shambhala, reflexionando sobre este aspecto de nuestra existencia y dedicar cierta práctica a recuperar la energía. Esto puede ser tan sencillo como hacer meditación sentada o meditación de Shambhala con esa motivación y dedicar el mérito al final.

Señalar la transición en el hogar y la familia

La práctica de final de año termina dos días antes del día de Shambhala. La jornada previa al día de Shambhala es cuando podemos hacer una “limpieza de primavera” minuciosa del hogar para establecer la base del año nuevo. Limpiar la casa es una forma de invocar la energía fresca y eliminar por completo los residuos del año anterior, reorganizándonos para comenzar de nuevo. Es algo paralelo a la práctica espiritual que realizamos antes del día de Shambhala. Limpiar la casa puede ser una celebración de nuestra naturaleza buena en vez de una tarea o de algo que hacemos porque nos sentimos mal.

Limpiar el altar del hogar es un aspecto importante de este proceso. Si tenemos un cuenco para el té del protector, éste es el momento de limpiarlo. El planteamiento general de cuidar el hogar en este momento es soltar el estancamiento y crear un entorno para que llegue energía nueva. Si podemos terminar los proyectos iniciados, cumplir las obligaciones que no hemos sido capaces de lograr o devolver una deuda antes del año nuevo, esto permitirá que se enraíce más inspiración y energía también después del día de Shambhala.

El fin de año puede resultar además un momento emotivo para que las familias trabajen juntas en el hogar y reflexionen sobre cómo pasan el tiempo en compañía, si funcionan determinados espacio en la casa o se pueden volver a organizar. Si hay niños en la casa pueden contribuir a la limpieza y a volver a colocar el altar. Es un buen momento para explicar los objetos del altar y su significado a la gente menuda, dándoles así otra ocasión de incluirles en la práctica y la cultura.

Los centros Shambhala también pueden organizar el momento de limpiar el espacio y los altares antes de que comience el año nuevo. Una vez terminada la limpieza, sea en casa o en el centro, podemos hacer un lhásang o purificación divina. Un lhásang es un ritual sencillo en el que se quema enebro y se recita una liturgia que limpia y bendice a la vez un espacio determinado. Podemos recitar el lhásang en el altar y luego recorrer toda la casa o el centro quemando un poco de enebro, repitiendo el grito del guerrero en cada habitación y así invocar bendiciones para el futuro.

Una exploración incesante

Hay muchas otras cosas que podemos hacer para proporcionar renovación e inspiración antes de que comience el año nuevo. No hay que tener miedo a la curiosidad ni al juego sino hacer lo que cada cual considere mejor para su casa explorando la transición hasta el día de Shambhala de forma que se siente adecuada y fortalecedora. Es importante plantear el proceso, especialmente la limpieza, con curiosidad y relajación en vez sentir agobio por hacerlo bien. Al incorporar a la vida las tradiciones de fin de año participamos en la exploración emocionante de cómo encarnar la sociedad iluminada. Todo esto establece la base para celebrar el día de Shambhala y recorrer las estaciones como una cultura de bondad fundamental y del Sol del Gran Este.

Invitación para celebrar en Shambhala Madrid el Año del Mono de Fuego accede a todos los detalles y confirma tu asistencia.

Walker Blaine es el maestro de liturgias de Sákyong Mipham Rimpoché y un heraldo de la corte Kalapa. Ha estudiado y practicado el dharma en Shambhala durante más de 30 años. Walker vive con Patricia, su mujer, en Halifax (Nueva Escocia, Canadá).

Traducido del Shambhala Times http://shambhalatimes.org/2016/01/22/finishing-one- year-starting-anew/

De Berlín a España

Impresiones y sensaciones del programa Leadership en Berlin con el Sakyong.
El pasado mes de Septiembre estuvimos alrededor de 140 lideres de todo Europa en el programa de Leadership de Berlín, la energia estaba llena de alegría, sorpresa y espacio abierto. Una energía concentrada, casi explosiva de ganas de hacer, crear. Al mismo tiempo la sensación que te han quitado el suelo debajo de tus pies.Todo es posible, el caos es buena noticia. Y al final el Sakyong siempre te recuerda. Lo importante es SER, no hacer tanto pero SER, ESTAR, por lo menos algunas momentos cada dia. Recordarse de lo fundamental, CONECTARSE, SENTIR, SER, NO OLVIDARSE. Si queremos hacer algo con todo eso que hemos montado tenemos ser una EMBAJADA DE LA BONDAD FUNDAMENTAL, en nuestras casas, en nuestro trabajo, en nuestro vida y especialmente nuestros centros y grupos.

SONY DSC

Fotos: Katja Aßmann

Estamos en un momento muy importante tal vez crucial en nuestra organización. Todo lo que había esta al mínimo absoluto, las estructuras viejas ya no funcionan, las formas están envejecidas huelen a rancio y carecen de frescura. La economía esta en ruina o no es funcional y el crecimiento está estancado. Al mismo tiempo el cielo esta abierto, para crear cualquier cosa, nuevas formas nuevas estructuras, nuevas maneras de enseñar. Es el momento de saltar, tomar las responsabilidades en tu mano, en cada lugar con su idiosincrasia, adaptar la esencia, las formas de las enseñanzas. La cultura de Shambhala integrándola en la cultura de cada lugar creando una nueva cultura de la bondad fundamental adaptada a la diversidad de cada sitio.
Es un momento vivo, pulsante lleno de inseguridades y mucha energía con ganas de crear. Es el momento cuando espiga la semilla que se ha sembrado hace 25 años por su majestad fortaleciendo un linaje nuevo. El centro del mandala es mas fuerte que nunca y las enseñanzas protegidas para futuras generaciones. El Sakyong ha hecho un enorme trabajo en establecer el palacio el centro del mandala, el pilar central. Sí, las viejas formas se han muerto y su estructura es ineficaz. Pero tenemos mucha gente muy preparada, educada en la cultura Shambhala, exprimentada en organizar. Y ya que no existe una estructura, pero sí un centro fuerte es el momento de crear una nueva.Un momento donde la frescura pueda florecer de esta semila. Usando nuesto experiencia cada uno donde pueda encontrar su sitio y especialmente su confianza incondicional. Recordando que la lealtad es el antídoto de la arrogancia. Así podemos crecer.

SONY DSC

Fotos: Katja Aßmann

Tenemos algo único. Un monarca y un mandala central, la corte Kalapa sólida, fuerte, y bien estructurada que mantiene un linaje. Nos abre el mundo, nos deja todo la responsabilidad y espacio para crear, y nos da toda su confianza. De que sí podemos. Nos deja todo en nuestra mano, él sabe que su corazón esta con nosotros: si fallamos el falla. Además tenemos una organización bien entrenada con gente magnífica, que trabajan con sus neurosis y obstáculos dia a dia para que otros pueden liberase de los suyos. Una infraestructura buena de centros y grupos, maestros y Acharyas excepcionales para servir a la gente y enseñar, y unos Kasungs muy dispuestos a proteger y cuidar.
Asi tenemos todo lo necesario,Tenemos bondad fundamental. El mundo su futuro estar en nuestro mano como Trungpa ya dijo hace mucho tiempo: SI TÚ NO LO HACES, SI NOSOTROS NO LO HACEMOS , QUIÉN LO VA HACER, POR FAVOR POR FAVOR TOMA LOS RIENDAS… ¡HAGÁMOSLO!
KI KI SO SO
P.S No olvides lo importante es SER, SER por lo menos una ves al dia.

Saludos con Amor y en la visión del Sol del Gran Este
Hans Henning Heide.