Preguntas frecuentes

Si es la primera vez que visitas esta web y te interesa la meditación, puedes tener algunas dudas no sólo por la práctica en sí sino también por la forma en que podemos ayudarte desde Shambhala Madrid. En esta sección encontrarás la información más solicitada. Se trata básicamente de preguntas frecuentes cuando queremos comenzar a meditar. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, si quieres más detalles, escribiedo a [email protected]

1. ¿Qué es la meditación?

La meditación es una forma de estabilizar y aclarar la mente. Desde ese punto de vista no se trata de una práctica budista sino algo que todo el mundo puede hacer, no está sujeta a ninguna tradición espiritual concreta.

En sánscrito meditación se llama “shamatha” (en tibetano, shi-né) que significa “morada pacífica”. Esta morada pacífica describe la mente tal como es y el hecho de que sea “pacífica” lo expresa claramente porque la mente humana es, por naturaleza, feliz, calma y muy clara. En la meditación de shamatha no creamos un estado pacífico sino que dejamos que la mente sea como es para empezar. Eso no significa que ignoramos las cosas pacíficamente sino que la mente es capaz de estar presente sin marcharse a otro lado constantemente.

 2. ¿Por qué meditar?

La meditación se basa en que el estado natural de la mente es calmo y claro. Proporciona una forma de entrenar la mente para asentarse en este estado. La primera razón para meditar podría ser que queremos liberarnos de la mente agitada, queremos descubrir la bondad fundamental de nuestra mente natural.

Hacer esto exige ralentizar y experimentar la mente tal como es y en ese proceso vamos conociendo cómo funciona la mente. Vemos que donde quiera que se coloque la mente (en la ira, en el deseo, en la envidia o en la paz) allí también nos colocamos. Y empezamos a ver que podemos elegir, no tenemos que actuar al ritmo de cada pensamiento que se nos ocurra, podemos morar pacíficamente. La meditación es una forma de ralentizar y ver cómo funciona la mente.

3. ¿Cuánto cuesta?

Las sesiones abiertas de meditación que ofrecemos son gratuitas. En el Centro de Shambhala Madrid contamos con un espacio para la generosidad y la aportación de donativos voluntarios. Lo recomendado son 3 euros.

  3. ¿Tengo que inscribirme?

No es necesario inscribirse para participar en las sesiones abiertas marcadas en el calendario. Recomendamos la inscripción cuando se trata de un programa o curso de fin de semana y, en ese caso, la información en la web ofrece un recuadro “Inscripción” en el que se puede pinchar.

4. ¿Qué tengo que hacer?

Para asistir a una sesión abierta o en el grupo de jóvenes sólo hay que venir hasta el Centro Shambhala en la Avenida Reina Victoria 8, 2º B (Metro Cuatro Caminos), preferiblemente un poco antes de la sesión aunque siempre abrimos la puerta a quien llame desde el portal.

5. ¿Cómo se empieza a meditar?

La premisa básica de la meditación shamatha es “ni demasiado tensa ni demasiado floja” que resulta completamente verdadero en todos los aspectos de la práctica, desde encontrar el sitio adecuado hasta preparar el cuerpo y la mente para meditar, mantener la postura, notar los pensamientos y las emociones y volver a asentar la mente en la respiración. Las instrucciones son muy claras y debemos seguirlas con la mayor precisión posible. También es necesaria la gentileza para que la meditación no se convierta en un intento de medirnos frente a lo ideal. Es importante no esperar la perfección ni engancharse en los detallitos de la instrucción. La práctica exige un esfuerzo constante y también puede ser feliz.

6. ¿Qué ropa tengo que llevar?

 La ropa debe ser siempre cómoda porque nos sentamos en cojines o sillas, según la disposición física de cada uno. Pedimos a todos que los zapatos se queden en unas estanterías preparadas debajo del perchero.

7. Técnica de meditación

Normalmente la mente salta incontrolablemente de un pensamiento a otro. Repasamos el pasado, fantaseamos sobre el futuro. Nos sentamos a meditar con la espalda erguida, colocamos la mente sobre un objeto y la mantenemos ahí. El objeto en la meditación shamatha es el simple acto de respirar porque la respiración representa estar vivo en la inmediatez del instante.

Al sentarse uno adopta una postura equilibrada que permite a la energía del centro del cuerpo moverse libremente. Si uno se sienta en un cojín, hay que cruzar las piernas sin forzar. Si uno se sienta en una silla, no se cruzan las piernas y se mantienen los dos pies en el suelo. Hay que imaginar que una cuerda en lo alto de la cabeza nos mantiene erguidos, hay que dejar que el cuerpo se asiente con la espalda recta. Las manos se colocan sobre los muslos, no tan cerca de las rodillas que los hombros queden estirados hacia delante ni tan lejos que los hombros se contraigan y duela la espalda. Los dedos están juntos y relajados, no extendidos como una garra, como si uno estuviera sujetándose a algo. Se coloca la barbilla ligeramente hacia dentro y se relaja la mandíbula. También la lengua está relajada, descansando en la mandíbula superior. La boca está ligeramente abierta y la mirada se mantiene hacia abajo. Los ojos no miran sólo ven, igual que con el sonido, que no escuchamos sólo oímos. Es decir, no nos centramos en los sentidos.

8. ¿Cómo son las sesiones de meditación?

Las sesiones en los días abiertos consisten en hacer meditación sentada y caminando, con una pausa para tomar un té o refrigerio. Hay una persona responsable de llevar el tiempo y un instructor de meditación que ofrece la primera instrucción a quienes acudan por primera vez. A veces hay lecturas o charlas y siempre es posible plantear preguntas en el tiempo reservado para ello.

9. ¿Qué es el grupo de jóvenes?

El grupo de jóvenes  ZIJI  acepta a quien desee aprender a meditar y que tenga entre los 15 y los 37 años, más o menos. Este grupo se creó de la necesidad de compartir las inquietudes sobre la meditación y su relación con el cambio personal y social. En estas sesiones además de practicar, se realizan actividades y proyectos culturales y sociales de ayuda mutua entre los miembros del colectivo.

10. ¿Puedo usar el móvil?

Pedimos a todos los participantes que apaguen los móviles cuando hay sesiones de meditación y que dejen el teléfono con sus objetos personales fuera de la sala de meditación. Normalmente contamos un una persona que protege el espacio y cuida los objetos personales como parte de su práctica de meditación.

11. ¿El Centro es accesible para sillas de ruedas?

El portal de la Avenida Reina Victoria 8 tienen 3 escalones hasta el ascensor. Una vez en el ascensor, el acceso está expedito para sillas de ruedas y en el Centro también es posible instalarse sin obstáculos.